07. ¿Cuáles son los pilares de la enseñanza Rosacruz en el Lectorium Rosicrucianum?

Desde la perspectiva de la Rosacruz, aparte de este mundo físico existe un mundo más elevado, el mundo de la vida inmortal; por lo que los Rosacruces hablan de dos órdenes de naturaleza. El mundo mortal tiene dos esferas: la esfera material donde vivimos y el “más allá”, la morada de los muertos. Esto contrasta con el mundo divino de la perfección y la vida eterna, un campo de existencia superior que era el hogar de la humanidad antes de su descenso al mundo material. El orden de naturaleza divino no está en otro planeta sino que existe en el mismo espacio que este mundo, pero en un diferente nivel vibratorio.

Desde el punto de vista Rosacruz, el hombre es un ser dual. El hombre mortal ha nacido del mundo material pero lleva en su interior una chispa del espíritu inmortal, la “Rosa del Corazón” que procede de una naturaleza superior. En esta chispa de espíritu están contenidas como semilla la idea y la estructura del ser humano perfecto original. El campo de energía que rodea este centro espiritual y también al hombre material, es llamado “microcosmos”.

La tarea del hombre en esta vida consiste en despertar su alma divina a partir de la chispa de espíritu y restaurar el contacto perdido del alma con su dimensión espiritual. Esto se realiza en el poder de Cristo. La Biblia denomina este proceso “renacer de agua y de espíritu” (Juan 3:5). Los Rosacruces hablan de la gran metamorfosis del hombre, la “Transfiguración” y proponen la fusión del alma original con el espíritu en unas “Bodas Alquímicas”. Por medio de esta iniciación cristiana el hombre recupera su herencia en la naturaleza de la vida perfecta.

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.